Recordando a Soror Meral

“Haz tu voluntad será el todo de la Ley”

Hoy hace once años que Phyllis Seckler, AKA Soror Meral, celebró su Fiesta Suprema. Ella fue la primera Thelemita que conocí y la primera a la que llamé maestra, pero aún más importante, fue una amiga muy querida. Alguien que me enseñó a SER un Thelemita.

Phyllis fue iniciada en la la O.T.O. en 1939. Con la aprobación de Crowley, fue recibida como una Estudiante de la A∴A∴ bajo la tutela de Jane Wolfe en 1940. Con el tiempo llegaría a ser 5=6 de la A∴A∴ y IXº de la O.T.O. de la mano de Karl Germer: quien fuera él mismo ascendido directamente por Aleister Crowley. Cuando Germer murió en 1962, Soror Meral era la miembro más joven de la A∴A∴, continuando con su labor hasta su muerte en 2004.

Phyllis también se casó con Grady McMurtry (en México), y juntos trabajaron en la reconstitución de la O.T.O. que existe hoy en día. Ella también recibiría a Grady como Probacionista de la A∴A∴ en 1970. Algunos años más tarde Grady tomaría el Juramento del Abismo y poco después Phyllis lo expulsaría. Sin embargo Grady ahora reivindicaba un Grado superior al suyo propio. Por esta y por muchas otras razones su relación fue turbulenta durante el resto de la vida de Grady, y Phyllis nunca aceptaría sus declaraciones en lo que concierne a la A∴A∴. En cualquier caso no puede negarse la influencia absoluta que ambos han tenido en el panorama thelémico actual.

Aunque algunos no coincidan en ello, el trabajo de Phyllis ha generado nada menos que como mínimo cuatro corrientes activas de grupos de la A∴A∴, y yo personalmente aplaudo a todos aquellos que han continuado su estela. Contando entre mis más queridos amigos a miembros de todos estos grupos, puedo aseguraros que hay una cosa en la que todos coincidimos: la Luz que ella desprendía. La echamos mucho de menos, y su influencia es profunda en nosotros.

Ayer visité a algunos queridos amigos en el norte de California, y en cierto momento de la tarde la conversación giró hacia Phyllis; compartimos historias de nuestros recuerdos de ella, y miramos algunas fotografías de su casa y su jardín… y me recordaron lo maravillosa maestra de astrología que era, a lo que referí la historia de cómo a menudo (casualmente) componía la carta astral de algún personaje famoso, sin que en esta constara la información personal de la persona en cuestión, y nos encargaba la tarea de identificar al famoso basándonos en sus rasgos; un ejercicio que yo disfrutaba mucho y que recordamos escuchando las grabaciones que Regardie hizo de ella.

La fotografía final de este set muestra dos de los instrumentos personales que Phyllis tenía en su templo. Uno de ellos siempre estaba en el altar del Fuego y el otro en el altar del Agua. Estos eran sus instrumentos de Consagración y Purificación respectivamente. Se los regaló su maestra Jane Wolfe, quien los llevara consigo en Cefalú mientras estuvo allí empezando con su trabajo en la A∴A∴, bajo la tutela de Crowley.

  • Phyllis en el Golden Gate Park.
  • Haciendo una tostada.
  • En su Templo (que estaba situado en su sótano).
  • Los instrumentos de Agua y Fuego de Jane y Phyllis.

“El amor es la ley, el amor bajo la voluntad”


11141159_10206348375483910_5344152212144570858_n
11393250_10206348374923896_52732317437078561_n
11377393_10206348375683915_1544282467848126356_n
11329863_10206348382164077_1006740152817251527_n

La Estrella en el Oeste

“Haz tu voluntad será el todo de la Ley”

Aquí tenemos algo que no se ve todos los días. Se trata de una primera edición de The Star in the West de J.F.C. Fuller: Un ensayo crítico de las obras de Aleister Crowley, de 1907, firmado por Fuller y por Crowley. Esta edición limitada venía con portada de color crema y letras doradas en el lomo y contraportada, estando limitada a 100 copias, y siendo esta la número 25.

Esta copia en particular tiene una historia única y está inscrita de la mano del mismo Crowley, quien escribiría en ella: “A mi Querida ZUHRAH, el lustro de las estrellas: con el amor de un amante. Convertidas estas Heces por tu Gracia en Vino Puro. 20 de Julio de 1907.”

La inscripción está dedicada a Vera Snepp, una joven actriz de 17 años con quien Crowley tuvo una aventura cuando él tenía 32 años. Ella actuaba con el nombre de Vera Neville, aunque se hacía llamar a sí misma Lola, y fue la inspiración para el nombre de la hija de Crowley, Lola Zaza. Ella fue para él una inspiración romántica a la que conoció justo cuando estaba a punto de romper con su esposa Rose, y alguien que lo apreciara profundamente.

Crowley le dedicó Gargolyes a Lola, y escribiría que ella inspiró la Doncella/virgen de Wake World y de Clouds Without Water.

En Coulsdon, en el mismo momento en que mi aguacero conyugal era inminente, conocí a una de las más exquisitamente bellas jovencitas, según los estándares ingleses, que jamás respiraran y se sonrojaran sobre la tierra. Ella no me atraía sólo como hombre, sino que era la encarnación misma de mis sueños como poeta. Su nombre era Vera, pero se llamaba a sí misma “Lola”. A ella le dediqué “Gargolyes” con un pequeño poema en prosa, y la cuarteta (impregnada con el espíritu de Cátulo) “Arrodíllate, querida doncella mía.” ¡Fue justo tras conocerla a ella que mi mujer llamó a nuestro bebé!

En su dedicación en Gargolyes él la llama Lola Bentrovata, lo cual tiene un doble significado. En definitiva, fue una corta pero muy intensa aventura amorosa. Lo que no sabemos es por qué Crowley no llegó a entregarle nunca esta copia, que hoy se encuentra en los archivos privados de un conocido coleccionista inglés. Inicialmente la inscripción estaba cubierta por una imagen del Equinox, pero esta fue despegada cuidadosamente cuando el propietario descubrió algo por debajo. Yo entonces fui contactado por un buen amigo que vende este tipo de artículos en Nueva York, para ayudar a identificarlo.

La inscripción forma parte de la historia de Salaman y Absal, una historia alegórica de atracción carnal entre un Príncipe y su nodriza. Escrita por el famoso profeta Persa Jami y traducida por Fitzgerald en 1904, la sección en cuestión dice lo siguiente:

¡Oh Dios! Este pobre kurdo desconcertado soy yo,
¡Más indefenso que cualquier kurdo! ¡Oh, haz tú
Caer un Rayo de Luz en mi Oscuridad!
¡Convertir con tu gracia estas Heces en Vino Puro,
Para así recrear los Espíritus del Bien!
O si no, aunque sólo sea, como con la pequeña Copa
Por cuyo Nombre me guío, ¡no ser encontrado indigno
De pasar por tu benéfica Vendimia!

La palabra Zuhrah quiere decir Venus, la Estrella de la Mañana y de la Tarde, el nombre perfecto para una joven doncella… cuyo valor numérico aparece como 276 en el 777… Número que coincide con el valor de Meral y que representa cierta fórmula lunar.

“El amor es la ley, el amor bajo la voluntad”

10422169_10206244195399473_4108573867306820054_n19597_10206244195799483_5080069513240295572_n11168157_10206244196319496_1537429922211740170_n11119135_10206244198159542_6243644716550992596_n