El Círculo Mágico

Haz tu voluntad será el todo de la Ley.

En muchas tradiciones es común utilizar un círculo mágico para delimitar el espacio de trabajo del practicante en el mundo espiritual.

En el Liber ABA Parte 2 se habla en relación al círculo mágico:

“El Círculo anuncia la Naturaleza de la Gran Obra.

Aunque el Mago se haya visto limitado por cuestión de espacio, es más o menos apto para escoger en qué parte del lugar trabajará. Hay que considerar la conveniencia y las posibilidades. Su círculo no debe ser demasiado pequeño como para reducir sus movimientos, ni tan grande como para verse obligado a recorrer grandes distancias. Una vez que el círculo esté hecho y consagrado, el Mago no debe abandonarlo, ni incluso asomarse fuera, para no ser destruido por la fuerzas hostiles que acechan en el exterior.

El Mago escoge un círculo en lugar de cualquier otra figura lineal para varias razones:

  1. Afirmar su identidad con el infinito.
  1. Afirmar el equilibrio de su trabajo, puesto que todos los puntos de la circunferencia son equidistantes desde el centro.
  1. Afirmar la limitación implícita por su devoción a la Gran Obra. Ya no vagabundea sin objeto por el mundo.

En el centro del círculo está la Tau de diez escuadras, tal como muestra la ilustración. La Tau y el círculo juntos componen una forma de la Rosa Cruz, la unión de sujeto y objeto que es la Gran Obra, y que está simbolizada a menudo por esta unión de cruz y círculo, o a veces por el Lingam-Yoni, o por el Ankh o Crux Ansata, o por la Aguja y Nave de una iglesia o templo, o como una fiesta nupcial, matrimonio místico, espiritual, “bodas químicas”, o de muchas otras formas. Sea cual sea la forma empleada, se trata del símbolo de la Gran Obra.”

Mi visión personal sobre este asunto es la siguiente:

Muchos practicantes utilizan un círculo físico pintado en tela, dibujado con tiza en el suelo o con arena. Considerando esto, desde mi punto de vista lo más importante es que uno ya “sea” un círculo mágico, que se dé cuenta de ello. ¿Qué quiero decir con esto? Lo que quiero decir es que cuando purificamos nuestras partes inferiores binarias (Ruach y Nephesh), y entregamos nuestro ser inferior a nuestro Ser Superior, uno irradia ya luz, y esto en mi opinión es el “verdadero” círculo mágico. A partir de aquí, ninguna entidad inferior ni negatividad alguna pueden atacar o apartar al practicante mediante pensamientos o actos negativos. Los componentes de este círculo de luz son las motivaciones correctas, una visión clara del objetivo, el dominio de nuestros pensamientos, y el ser consciente de nuestra propia mente inferior y de nuestra guía bajo el SAG. Conozco casos de gente que piensa que sólo con utilizar un círculo físico, esto les protegerá del daño por parte de espíritus inferiores cuando trabajen en él. Sí, así será durante la ceremonia, pero después, cuando el círculo se borre, es posible que ciertas entidades les ataquen. Se he hecho un ritual de destierro y el círculo se ha cerrado, pero algunas de esas entidades no se han ido del todo y pueden estar al acecho. Esto se debe a que la personalidad del practicante no merece el respeto del mundo espiritual si no está debidamente entrenada y desarrollada éticamente. Esto explica que en muchos casos, la gente que evoca todo tipo de espíritus por diversión o por placer acaben inmersos en todo tipo de miserias. Por ello resulta sumamente importante trabajar con la personalidad de uno mismo, ser menos egoísta, más compasivo y más noble, con el fin de construir un verdadero círculo mágico de luz. Esto llevará largos años de práctica diaria y dedicación.

Considerad la historia en que Buda resulta tentado por el señor de la muerte (Mara), y Buda transforma sus ejércitos y flechas y lanzas en flores. Mediante el poder de su iluminación (lo que significa construir un verdadero círculo de luz) esas energías negativas resultan transformadas instantáneamente. Hay muchas otras historias sobre esto. Trabajar duro para convertirse en una persona mejor y descubrir el dios interior es el mejor círculo mágico que puede haber.

Considerad también el simbolismo del Mago situado en el centro de su círculo, que visto desde arriba se asemeja a un punto en medio del círculo. Se trata del símbolo del Sol, o el de Hadit y Nuit unidos, la realización de la Estrella cuyo número es 666.

El amor es la ley, el amor bajo la voluntad.